Contáctanos

Denuncia

tacita

pan

Anunciate

ENCARCELAN A PAREJA DE NIÑOS QUE SE OPUSIERON A CASARSE EN LA MONTAÑA

  • Policías estatales y la Guardia Nacional acompañaron a enviados de la CDHEG, para rescatar a una niña y un niño, quienes habían sido privados de su libertad por la policía comunitaria de Cochoapa
  • Los menores de la comunidad de La Joya Real, estaban siendo obligados a contraer matrimonio, ya que sus padres se habían arreglado mediante el pago de dinero de una “dote”
  • Unas 300 mil niñas han sido vendidas para matrimonios forzados en Guerrero

Por Rangel Ventura/OBJETIVO Diario

Chilpancingo de los Bravo, Gro., 23 de noviembre de 2021.- Elementos de la Policía del Estado y de la Guardia Nacional, rescataron a una niña y un niño, quienes habían sido encarcelados por la policía comunitaria que opera en Cochoapa El Grande, municipio de la región Montaña de Guerrero, luego de que estaban siendo obligados por sus padres a contraer matrimonio.

Anoche, mediante un comunicado, la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG), que preside Cecilia Narciso Gaytán, intervino a petición de autoridades del Estado y Asociaciones Civiles, en la liberación de una menor y un menor de edad, que fueron privados de su libertad en la comunidad de La Joya Real.

De acuerdo al organismo defensor de derechos humanos, ambos menores fueron encarcelados, ya que se pretendía obligarlos a casarse por sus propios familiares.

“Gracias a una llamada anónima se logró atender de manera oportuna es acto reprobable.

La y el menor de aproximadamente trece años de edad, manifestaron que estaban siendo obligados a contraer matrimonio ya que sus padres se habían arreglado mediante el pago una dote”, señala el escrito.

Cerca del mediodía de este martes, Celso Vázquez Vivar, Delegado Regional en la Montaña de la CDHEG, en compañía de representantes de la Fiscalía Regional de Pueblos Indígenas; la Síndica Procuradora de Cochoapa El Grande, elementos de la Policía del Estado y de la Guardia Nacional, participaron en el rescate pacífico de los menores, quienes fueron puestos a disposición de las autoridades competentes para su protección, resguardo y garantizar sus derechos humanos.

La CDHEG que encabeza Cecilia Narciso Gaytán, anunció que dará puntual seguimiento al caso y refrenda su compromiso institucional para intervenir en los trabajos que se realicen en favor de la protección de los derechos de la niñez.

LA JOYA REAL, COMUNIDAD QUE CONTINÚA CON LA VENTA DE NIÑAS

Cabe recordar que este no es el primer incidente de este tipo que se hace público en esa localidad de la Montaña, pues apenas el pasado 10 de octubre, en este diario y a nivel nacional, se hizo viral la declaración de Angélica, una adolescente de 15 años que fue vendida en matrimonio a los 11 años y huyó de la casa de sus suegros, luego de que el papá de su esposo la intentó violar, hasta en cuatro ocasiones.

En esa ocasión, la Policía Comunitaria de Dos Ríos, comunidad indígena perteneciente al municipio de Cochoapa el Grande, fue señalada por la retención ilegal de una adulta mayor y cuatro niñas del mismo poblado de Joya Real, debido a que el suegro de una de éstas, de 15 años, exige que se le regrese el pago que hizo por ella para un matrimonio forzado con su hijo.

De igual forma la organización comunitaria fue acusada de agredir físicamente a la madre de las menores, provocándole un aborto de sus trillizos, razón por la que fue trasladada a un hospital del municipio de Ometepec.

Las niñas, la abuela y Angélica, fueron liberadas después de 12 días de permanecer cautivas, luego de que al lugar acudieran autoridades del estado y de la CDHEG.

UNAS 300 MIL NIÑAS HAN SIDO VENDIDAS PARA MATRIMONIOS FORZADOS

Alrededor de cientos de miles de niñas de las regiones Montaña y Costa Chica de Guerrero podrían haber sido vendidas para matrimonio en años actuales; sin embargo, el exacto número de menores no está disponible debido a que no se tiene registro por la ilegalidad.

Un reportaje del diario Reforma, informó que personas pagan por ellas desde 40 mil a 200 mil pesos (2,000 – 10,003 dólares), dependiendo de su edad apariencia física y hasta virginidad.

Martha Givaudan, presidente de la organización no gubernamental “Yo quiero Yo puedo”, dijo que “hay cifras que indican que 300 mil niñas han sido vendidas para matrimonio, pero no sabemos en qué temporalidad, no se tienen datos porque no se registran, además tampoco hay cifras de un Registro Civil que digan qué edad tenían, porque además no sería legal casar a una niña de 12 años”, según Reforma.

“Yo quiero Yo puedo”, tiene el proyecto “Ayúdalas a no llegar al altar” para “promover la equidad de género y proteger los derechos humanos en la Montaña de Guerrero, con base en un modelo probado para terminar con el matrimonio infantil forzado y la venta de mujeres y niñas en estas comunidades”.

Cabe recordar que apenas el pasado 11 de noviembre, en el municipio de Tlapa, corazón de la Montaña de Guerrero, se presentó el plan estratégico para erradicar la venta de niñas y los matrimonios forzados con la colaboración con la ONU, diversas dependencias y asociaciones que promueven acciones en favor de las mujeres. (Por Rangel Ventura)

Anterior «
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economía

Clima