Contáctanos

Denuncia

tacita

pan

Anunciate

LA VIOLENCIA OBSTACULIZA EL DESARROLLO DE GUERRERO

Por César González Guerrero

La marginación que existe en nuestro estado no se puede evitar mientras la confrontación social este presente. Es evidente que el proceso histórico que ha experimentado nuestra entidad nos demuestra que así no avanzamos y es una prioridad la estabilidad política para lograr el desarrollo.

Casualmente cuando los resultados favorables del gobierno que encabeza el licenciado Héctor Astudillo Flores destacan a nivel nacional, surgen grupos que buscan desestabilizar y provocar el caos y la anarquía, lo cual debe ser inadmisible para cualquier ciudadano guerrerense bien nacido. Eso es uno de los motivos por los cuales el desarrollo económico de Guerrero no ha llegado a su plenitud.

Resulta muy extraño que mientras el Gobernador Héctor Astudillo Flores está recibiendo el reconocimiento público del presidente López Obrador, fuerzas desconocidas estén promoviendo acciones violentas que no abonan al desarrollo de nuestra entidad.

Por supuesto que a ningún gobernante le conviene fomentar el divisionismo y mucho menos la actitud violenta que se traduce en odio. Tampoco es conveniente que una sociedad esté confrontada por situaciones que se pueden resolver en el marco del respeto y la tolerancia.

A todos los guerrerenses nos queda muy claro que precisamente debido a la violencia es que no hemos logrado avanzar. Y que la violencia beneficia a los enemigos del desarrollo de Guerrero y perjudica a los más pobres porque obstaculiza la actividad económica.

No es justo que los daños materiales a las instalaciones oficiales se conviertan en una carga al de por si escaso presupuesto de las finanzas públicas. Al final de cuentas es dinero del pueblo el que se va a utilizar para reparar los cuantiosos daños ocasionados.

En tal virtud se hace necesario llamar a la cordura y la convivencia pacífica entre paisanos. No existen condiciones para enfrentarnos nosotros mismos. Al contrario, son tiempos de reflexionar para solucionar problemas como la pandemia del COVID, y lo más importante, estar unidos para demostrar que Guerrero es Primero.

Finalmente, si hay alguien que este impulsando y promoviendo el divisionismo, es el momento de decirle que la lucha no es contra alguien en lo personal, sino más bien reiterar que los enemigos a vencer y contra quien tenemos la obligación moral de luchar son: la pobreza, marginación, inseguridad, desigualdad, analfabetismo, etc.

Estamos a tiempo de evitar cualquier escenario violento. Mientras las condiciones socioeconómicas ubiquen a Guerrero como un estado pobre, será responsabilidad de cada uno de nosotros aportar nuestro esfuerzo. Es y será un honor ser parte de esta generación de mujeres y hombres dignos de ser guerrerenses. Ya veremos.

Anterior «
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economía

Clima