Contáctanos

Denuncia

tacita

pan

Anunciate

El asesino serial de Ecatepec

Editorial

Actos criminales como la historia de Juan Carlos, “El Carnicero de Ecatepec”, quien se adjudica haber asesinado a más de 20 mujeres para alimentar a sus perros en el Estado de México, nos hacen reconsiderar la pena de muerte. En muchas naciones se emplea esta medida como castigo máximo para el reo que haya cometido un delito muy grave sancionado en sus leyes, por supuesto que este escenario tiene muchos enfoques, tales como éticos, legales y otros; si razonamos sobre el primero, veremos que jamás nos podríamos poner de acuerdo, si meditamos sobre el segundo, depende de los usos y costumbres del lugar que son la verdadera fuente del derecho, tratándose de una verdadera democracia. La familia y los amigos pueden querer mucho al reo sentenciado, pero hay que preguntarnos, ¿quién desea tener en su casa a un psicópata que alardea que su misión es matar féminas o quién desea que esa persona pase toda su vida encarcelado soportando vejaciones y arbitrariedades como sucede en las hacinadas cárceles de Guerrero?

 

Anterior «
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economía

Clima