Contáctanos

Denuncia

tacita

pan

Anunciate

También los guerrerenses tienen derecho

Editorial

En el marco del sexto aniversario por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, ayer alumnos de la normal rural protestaron en el Palacio de Justicia de la ciudad de Iguala, donde quemaron un vehículo, hicieron pintas y rompieron ventanas a pedradas. Lamentablemente algunos grupúsculos aún no entienden que los derechos humanos son de todos los humanos, no de unos cuantos. ¿Dónde empiezan y dónde terminan? Como dijo Benito Juárez: «El respeto al derecho ajeno es la paz». El derecho de una persona termina donde empieza el derecho de la otra y viceversa. Lo que sucede en Guerrero es abrumador, ¿Las manifestaciones contra una injusticia tienen derecho a pisotear los derechos de personas ajenas al problema? Se afectan los derechos y la propiedad de terceros y se utiliza como pretexto el derecho a la manifestación para justificar el abuso y el vandalismo. Esto no puede seguir sucediendo. Hoy que nuevamente saldrán a las calles, ahora en Chilpancingo, los normalistas deben entender que sus derechos se terminan donde empiezan los derechos de todos los guerrerenses.

Anterior «
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economía

Clima