Contáctanos

Denuncia

tacita

pan

Anunciate

Los secuestradores de la educación

Editorial

Parece de risa, pero como si se tratara de un trabajo y no de un movimiento social, las manifestaciones que realizan los maestros de la CETEG para exigir que les cumplan su pliego petitorio solo se llevan a cabo en horas hábiles, es decir, de lunes a viernes. Por eso ya estuvo bien de que el Gobierno federal no actúe y no exhiban ante los ciudadanos quién o quiénes son los que financian todas las marchas, tanto las de la CNTE como las tomas de las casetas de la Autopista del Sol en Guerrero como en la Ciudad de México y no hay quien les ponga un alto. Cuando cierran carreteras, el Gobierno federal, que tendría que actuar para garantizar los tan cacareados derechos humanos de los ciudadanos, no hace nada. Únicamente envían a los pobres policías, a quienes agreden los manifestantes. En México, para lo único que sirven los derechos humanos es para proteger a esos maleantes disfrazados de luchadores sociales que pasan por encima de los derechos de los pobres niños que no reciben la educación que tanto necesita este País.

Anterior «
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economía

Clima