Contáctanos

Denuncia

tacita

pan

Anunciate

Es urgente y necesario una purga en el PRI

Quiénes pudieran ser los culpables de que el PRI perdiera las elecciones del día 6 de junio pasado, al menos la gubernatura del estado. Siempre que hay una derrota se buscan los culpables y en este caso, al parecer son muchos los culpables por la que el tricolor, no pudiera retener la gubernatura de la entidad.

Las fuerzas sociales y políticas en Guerrero han venido cambiando en los últimos años, por un lado, hay que reconocer que existe hartazgo, desencanto y descontento hacia el PRI, no tan solo en el estado, sino que a nivel nacional.

Los simuladores también abonaron para que el PRI perdiera la gubernatura, los grupos de poder que no se entregaron completamente al proyecto de Mario Moreno Arcos: el grupo Figueroa, el grupo Añorve Baños, solamente simularon estar apoyando a un candidato fortalecido por las bases y el clamor popular.

El único que mostró cierta simpatía a favor de Moreno Arcos fue Ángel Heladio Aguirre Rivero, pero su fuerza política en el estado ya se encuentra diezmada, ya no tiene mucho peso político, su figura sigue manchada por el asunto de los 43 y el hecho sangriento del parador del Marques; por lo tanto, no significó tanto este respaldo al proyecto de Moreno Arcos.

Si el PRI tenía un buen candidato, un personaje de la política guerrerense que nunca antes había perdido una elección en las urnas, Mario Moreno ganó siempre todas las contiendas que enfrentó, dos veces la presidencia municipal de Chilpancingo, dos veces la diputación federal, una diputación local y la ironía más grande de la política que fuera derrotado en las urnas por una mujer que nunca en su vida había participado en una sola votación popular; ni como presidenta de su colonia había contendido.

Cómo se puede explicar este fenómeno social y político en el estado de Guerrero, ¿cuáles fueron esas fuerzas que movieron conciencias y el resultado fuera masivo a favor de una mujer que todavía en el mes de abril ni siquiera se conocía quién era?

Otros de los grandes errores que se han cometido dentro del tricolor es el “continuismo”, se han empeñado en seguir manteniendo en la palestra política a viejos y obsoletos personajes “caducos” que ya no representan nada de votos en las urnas; tales son los casos de Vicario Castrejón, Alicia Zamora, entre muchos otros. Dentro de este grupo también se encuentra Verónica Muñoz Parra y Manuel Añorve Baños; pues como no han cambiado, ya los cambiaron del poder estatal.

Sería urgente y necesario que al interior del PRI se hiciera una purga y sacaran del congreso local, del congreso federal y del senado a personajes que han vivido por muchos años en los parlamentos y que han hecho toda una vida como legisladores, se han adueñado del partido, lo mantiene secuestrado y los cargos de elección popular se los han agandallado sin dejar paso a nuevos cuadros y gente más joven que tienen los mismos derechos políticos. Se espera que algún día el PRI cambie o será que definitivamente su tiempo ya pasó.

Anterior «
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economía

Clima