September 28, 2021

Contáctanos

Denuncia

tacita

pan

Anunciate

GRUPO ARMADO IRRUMPE EN 10 COMUNIDADES DE ZIHUATANEJO

  • Unas 300 personas de El Mamey, Arroyo Seco, La Vainilla, La Soledad, Puertecitos, Pie de la Cuesta, El Zapotillo, El Abrojal, Piedras Rodadas y Paso del Burro, huyeron de sus hogares y se refugian en los cerros por la irrupción del grupo armado Los Cornudos
  • Los delincuentes exigen dinero a las familias, se robaron el ganado y pretenden llevarse a las “muchachillas” a la fuerza, alertan
  • Alrededor de 70 familias claman a AMLO envíe al ejército y la Guardia Nacional

Chilpancingo de los Bravo, Gro., 08 de julio de 2021.- Un grupo armado autodenominado como “Los Cuernudos” irrumpió en al menos 10 comunidades de la sierra del municipio de Zihuatanejo de Azueta, en la región Costa Grande de Guerrero, lo que provocó un desplazamiento de unas 300 personas en busca de ayuda.

Alrededor de 70 familias que huyeron de sus hogares para evitar ser víctimas de la delincuencia organizada, contactaron a medios de comunicación de esta capital para denunciar que ya han solicitado la intervención del Presidente, Andrés Manuel López Obrador, de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), sin embargo, hasta el momento no se les han informado nada.

Uno de los afectados que se identificó como “José”, denunció vía telefónica que las familias desplazadas son de El Mamey, Arroyo Seco, La Vainilla, La Soledad, Puertecitos, Pie de la Cuesta, El Zapotillo, El Abrojal, Piedras Rodadas y Paso del Burro, todas ubicadas en la parte serrana de Zihuatanejo.

Recordó que el desplazamiento comenzó desde hace tres meses y varias familias se refugiaron en los cerros, con casa improvisadas de madera y nailon, ya que los delincuentes les han robado ganado y ahora “las familias huyeron porque se quieren llevar a las muchachillas por la fuerza”.

Agregó: “Un señor tenía 70 cabezas de ganado y se las quitaron, no le dejaron ninguna; también andan queriendo agarrar a muchachillas por la fuerza para llevárselas, es una situación muy fea”, reveló.

Explicó que se trata de alrededor de 50 delincuentes, que son dirigidos por el señor Flavio Delgado Cruz y su hijo Marcos Delgado Hernández, los que operan desde comunidades como Nueva Cuadrilla y Casas Viejas.

Recordó que, la incursión de “Los Cornudos” en la zona se registró hace aproximadamente dos años, aunque de primera instancia se dedicaron a “trabajar” en la tala ilegal de los bosques, luego pasaron a cobrar “pisaje” a las familias, con cantidades que iban de 10 a 15 mil pesos cada una, lo que para muchos resultó impagable.

Los que pudieron pagaron hasta que les fue posible, pero después los delincuentes les exigieron ganado y hasta sus aparatos electrodomésticos, luego sobre sus celulares, rifles de caza, hasta las carteras.

Reconocieron que entre marzo y abril decidieron defenderse de los abusos y trataron de sacarlos de la zona, pero alrededor de 50 sicarios atacaron directamente las casas de los pueblos y los obligaron a esconderse en el monte.

Actualmente, enfrentan una situación crítica, por eso es que buscaron el apoyo de las autoridades: “Estamos durmiendo en las cuevas, en el monte (…); nuestras casas están solas, hay casas balaceadas, nos han robado a nuestros animales, al ganado”, dijeron vía telefónica.

PIDEN AMLO ENVIAR AL EJÉRCITO Y LA GUARDIA NACIONAL A LA SIERRA

El pasado 17 de junio, los pobladores enviaron un escrito al Presidente Andrés Manuel López Obrador, a la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, al subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas y a la presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Rosario Ibarra de Piedra, pidiéndoles su intervención para que les otorguen medidas cautelares.

“Le pedimos al Gobierno que envíe a esta parte de la Sierra el Ejército mexicano y a la Guardia Nacional para que detenga a los delincuentes, pero hasta el momento no hemos recibido ninguna respuesta”, expresó.

Mencionó que incluso hace días recibieron la contestación de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero, quien les aseguró que el Gobierno estatal había enviado a grupos de la Policía a esas comunidades y se percataron de que no había familias desplazadas.

“Eso es mentira, aquí a los pueblos no vino la Policía, aquí están las casas solas y muchas de ellas con impactos de bala”, aseveró.

Afirma que el grupo llamado Los Cuernudos está asentado en esta zona de la Sierra desde hace diez años causando el terror y pánico en la ciudadanía.

Por último, afirmó que las familias piden alimentos ya que están en estado de indefensión, “Tenemos miedo de que esos bandidos vengan acá y hagan una matazón”, concluyó.

Anterior «
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economía

Clima