Contáctanos

Denuncia

tacita

pan

Anunciate

NORMALISTAS DE AYOTZINAPA ATACAN CON EXPLOSIVOS EL CONGRESO LOCAL

  • Alumnos de la “Raúl Isidro Burgos” y normalistas de 12 estados de la República, arrojaron artefactos explosivos a la sede legislativa, pintarrajearon paredes e incendiaron una camioneta
  • Madres y padres de los 43 pidieron a los diputados los videos de las cámaras del Palacio de Justicia de Iguala
  • Congreso y gobierno estatal ordenaron retirar policías del Congreso para evitar confrontaciones
  • Anuncia López Obrador que habrá informe lo más amplio posible sobre la desaparición de los 43 estudiantes

Por Rangel Ventura

Chilpancingo de los Bravo, Gro., 22 de septiembre de 2020.- Normalistas de Ayotzinapa e integrantes de la Federación de Estudiantes Socialistas Campesinos de México (FESCM), irrumpieron en las instalaciones del Congreso local y vandalizaron las oficinas, a unos días de cumplirse seis años de la desaparición de los 43 alumnos en Iguala.

Primeramente, en punto de las 10 de la mañana, madres y padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, realizaron un mitin afuera del Congreso del Estado como parte de la jornada de lucha por el sexto aniversario de los hechos de Iguala.

Los familiares llegaron acompañados de unas 600 personas, entre padres, estudiantes de la normal rural “Raúl Isidro Burgos” e integrantes de la FESCM provenientes del Estado de México, Puebla, Morelos, Hidalgo, Aguascalientes, Sonora, Campeche, Zacatecas, Chihuahua, Chiapas, Michoacán y Tlaxcala, que arribaron en varios autobuses, los cuales dejaron bloqueando por completo la avenida Trébol Sur, adyacente a los accesos del Congreso local.

Los manifestantes exigieron que los diputados locales, a través de la Comisión Especial del Caso Ayotzinapa, intervengan ante el Poder Judicial para que el Palacio de Justicia de Iguala entregue los videos que captaron las cámaras de seguridad la noche del 26 de septiembre de 2014, justo en el momento que un autobús con un grupo de sus compañeros fue interceptado y de donde se llevaron a varios jóvenes.

NORMALISTAS VANDALIZAN INSTALACIONES DEL CONGRESO

El próximo 26 de septiembre se cumplen seis años de la desaparición de los 43 estudiantes en Iguala, por lo que ayer normalistas de varias entidades, encabezados por alumnos de Ayotzinapa, incendiaron un vehículo en las instalaciones del Congreso, rompieron vidrios de puertas y ventanas, pintarrajearon paredes y lanzaron artefactos explosivos.

Una vez que concluyó el mitin de madres y padres de los 43 afuera del recinto legislativo, los estudiantes derribaron la puerta de la sede del poder legislativo con una camioneta de la empresa LaLa que desde días antes mantenían retenida.

Una vez que irrumpieron en las instalaciones, los normalistas –la mayoría encapuchados- impidieron el acceso a los medios de comunicación, para posteriormente comenzar a realizar pintas con leyendas como “Nos faltan 43”, “Justicia”, entre otras, además de destruir con piedras los ventanales de las oficinas de los diputados.

Algunos manifestantes lanzaron e hicieron detonar artefactos explosivos de fabricación cacera, que destruyeron mobiliario de oficina en la biblioteca del Congreso y en el techo de las instalaciones, que dañaron por completo ventanas de vidrio, computadoras, televisiones, impresoras, entre otros.

Antes de retirarse, llevaron la camioneta de la empresa de lácteos hasta el acceso donde entran los congresistas al recinto legislativo, con el cual derribaron las puertas de cristal y le prendieron fuego, no sin antes detonar otra docena de artefactos explosivos.

Cabe señalar que este fue el segundo día consecutivo en que los alumnos de la normal rural “Raúl Isidro Burgos” vandalizan instalaciones, ya que el lunes pasado también realizaron las mismas acciones en el Palacio de Justicia de la ciudad de Iguala.

CONGRESO Y GOBIERNO ESTATAL ORDENARON RETIRAR POLICÍAS PARA EVITAR CONFRONTACIONES

Minutos después, durante su mensaje en la transmisión de actualización de cifras por Covid 19, el gobernador Héctor Astudillo Flores condenó la vandalización de las instalaciones del Congreso del Estado por parte de normalistas de Ayotzinapa.

El mandatario estatal reveló que los integrantes de la Mesa Estatal Para la Construcción de la Paz y los diputados de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO), en conjunto determinaron que en el lugar no hubiera presencia de policías estatales ni de agentes de la Guardia Nacional, para no generar “pretextos para confrontación”.

Sin embargo, dijo que varios normalistas portaban explosivos que fueron detonados dentro del recinto legislativo, por lo que expresó que “este tipo de actos violentos no solucionan absolutamente nada”.

Al respecto agregó que el gobierno federal ha estado atento en atender a los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa y a los estudiantes y el estatal ha facilitado la colaboración.

“Nosotros no seremos quienes vamos a propiciar mayor confrontación”, expresó el gobernador, quien reiteró se tomó la decisión de no desplegar policías para que “no se tomara como una provocación”.

Por la noche, en un comunicado dijo que condenaba las acciones emprendidas por los normalistas tanto en Iguala como en Chilpancingo, donde además se refirió a la destrucción de cajeros automáticos de empresas de bancos, cuyo dinero no se robaron.

Astudillo Flores, dijo que eran injustificadas este tipo de manifestaciones, pues recordó que las exigencias de justicia encabezadas por padres de familia y normalistas, han sido frecuentemente atendidas por el propio presidente Andrés Manuel López Obrador y el gobierno federal.

Por su parte, en su conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador, confirmó que el próximo 26 de septiembre se darán a conocer diversos aspectos del caso reactivado por su administración.

“Este es un asunto de Estado, nosotros nos hemos comprometido a esclarecer todos los hechos y se está avanzando en ese propósito, es un compromiso con las madres, padres de familia, con todo el pueblo de México”, dijo.

En dicho informe participará la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y su subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas; el fiscal general, Alejandro Gertz Manero y el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar. (Por Rangel Ventura)

Anterior «
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economía

Clima